Final curso 2019/2020

Estimadas familias:

El curso escolar 2019/20 llega a su fin y, por las circunstancias sanitarias que todos conocemos, sabemos que va a dejar en nuestra memoria un recuerdo imborrable.

Es tiempo de reflexionar para encontrar aspectos positivos de todo lo que hemos vivido e intentar incorporar a nuestro acervo personal, aprendizajes que nos sirvan tanto para el futuro inmediato como a más largo plazo.

Dentro de estos aspectos positivos, debemos colocar en primer lugar el de valorar más que nunca la salud de nuestros seres queridos pues la familia es el núcleo fundamental de protección y amor, ambos imprescindibles para el equilibrio físico y psíquico de todas las personas y especialmente de los niños y niñas.

En segundo lugar, valorar más aquellas pequeñas cosas cotidianas que damos por hecho que nos van a acompañar siempre y que cuando las hemos perdido, crecen enormemente en su importancia. La escuela desde luego siempre la hemos considerado importante, pero como lugar de aprendizaje y socialización se nos ha manifestado con una dimensión mucho más grande de lo que todos creíamos que tenía. Nunca pudimos imaginar que podríamos perderla por tiempo tan prolongado.

Ante el enorme reto que hemos tenido delante, es importante destacar la implicación y excelente formación de todo nuestro profesorado, tanto en el aspecto didáctico como en el uso de las nuevas tecnologías, lo que nos ha posibilitado mantener nuestra actividad telemáticamente con alto nivel. Por supuesto también, la respuesta de todas las familias que de forma casi mágica han conseguido atender sus quehaceres diarios y al mismo tiempo convertirse en avezados colaboradores del profesorado. Hemos formado un gran equipo.

Pensando en el futuro, con respecto al curso escolar 2020/21, quisiera mandar un mensaje de tranquilidad a todas nuestras familias pues en la información que ha empezado a divulgarse, sobre grupos reducidos en septiembre, nuestro colegio está preparado para poder acoger a todos sus alumnos y alumnas. La idoneidad y la dimensión de nuestras instalaciones, en las que no hemos dejado de invertir en 26 años de vida de nuestro centro, nos permitirán trabajar en grupos reducidos, incluso en las condiciones más restrictivas de las que se viene hablando, o sea, en grupos de 15/20 alumnos/as, si finalmente se confirma así.

Nuestro modelo de enseñanza, basado en la atención personalizada y continuos grupos de desdoble, desde 1º de Infantil hasta 2º de Bachillerato, nos da una enorme ventaja para el próximo curso, tanto por el número de profesoras y profesores, como por la cantidad de aulas y espacios disponibles, también al aire libre.

Además, preparándonos para el futuro y después de realizar una auditoría tecnológica, estamos ampliando con fibra óptica nuestra infraestructura de redes, tanto en la instalación interior como en la conexión exterior. También en el apartado de obras, estamos habilitando nuevas aulas y espacios al aire libre que podremos usar en septiembre pensando en cumplir los requisitos más exigentes.

Disfrutemos del descanso del verano. Para el próximo curso estaremos preparados y, por supuesto, deseando continuar en nuestra maravillosa cotidianeidad: LA EDUCACIÓN.

Cordialmente

Carmen Díaz                                                                         Agustín Serrabona

Directora                                                                                Director-gerente