NORMA EDITORIAL, 2013
ISBN 9788467912098

TSUGUMI OHBA; TAKESHI OBATA

Death Note supuso toda una revolución en el manga: el protagonista, tras encontrar un objeto mágico de inmenso poder, lo utiliza no para hacer el bien sino para convertirse en el gobernante supremo del mundo. Esta historia atípica, un verdadero thriller en viñetas, es un clásico moderno del manga, y como tal, ¡merece una edición a su altura! De los autores de BAKUMAN. Consigue la serie completa de esta nueva edición en 6 volúmenes.

Recomendado por Fernando Fernández de Bobadilla Bolea:

«Este libro llegó a mis manos porque me lo compró mi madre y lo leí porque quería leer manga (cómic japonés) y me pareció que este me gustaría. Esta edición (Black Edition) contiene dos mangas normales en un libro, así que este sería como 1 y 2. En Death Note, cada shinigami tiene un cuaderno de muerte (un shinigami es un dios de la muerte japonés, aunque en esta colección son seres que matan humanos solo si esto le beneficia a ellos mismos). Estos cuadernos tienen el poder de que al pensar en la cara de alguien y escribir su nombre en el cuaderno, conseguir que muera este. Hay una lista muy larga de reglas, y un shinigami llamado Ryuk deja caer a la Tierra su cuaderno con las normas más básicas. Uno de los poderes que tiene es que su propietario puede comunicarse con el shinigami que antes lo poseía. Light es el mejor estudiante de todo Japón, y está harto del crimen. Se hace amigo (más o menos) de Ryuk y empieza a matar criminales para crear un mundo en el que nadie haga el mal. Se hace pasar por Kira porque, aunque ya estén condenados a muerte, es ilegal matarles. Contratan al mejor de los detectives: L, para que le encuentren. Nadie sospecha de Light, y, a pesar de que nunca mata inocentes solo por que le caigan mal, sí que mata a quien se interponga en su camino. El momento clave del relato se da cuando L pone a un condenado a muerte en la televisión para asegurarse de que Kira (Light) se encuentra en Kanto, Japón. De la lectura de este libro me quedo sobre todo con Ryuk, el shinigami, aunque Light también me gusta por su inteligencia. Es uno de los mejores libros que he leído en mi vida y el mejor manga. Le doy un 10»